NO LONGER WITH US

Lindo cachorro

Marisa

Mientras dábamos un paseo con Bruno, vimos cuenta que salió corriendo y fue detrás de un grupo de palomas, quedando una inmóvil, con el ala colgando.

La cogimos, examinamos, sin encontrar el motivo de su problema, y la llevamos al veterinario, que nos comentó que había tenido una herida, pero ya estaba curada. Le administramos durante una semana antiinflamatorio y antibiótico para ayudarla a mejorar, y ver si finalmente conseguiría volar y ser libre de nuevo.

Fue una gran compañera durante la mudanza, le encantaba estar subida en nuestro hombro para observar qué hacíamos, comer sentada en nuestro regazo, y dormir al calor de la chimenea.

No hemos vivido nunca con una paloma igual, tan cariñosa, cercana, curiosa... Pero sin saber por qué, una mañana la encontramos en su camita sin moverse, y al tocarla, nos dimos cuenta que hacía unas horas que había fallecido.

Fue una paloma muy querida entre todas nosotras, incluso entre las voluntarias, haciéndole una de ellas un dibujo en su memoria que seguimos conservando en el santuario.

Vuela alto pequeña Marisa.

Do you want to be part of his/her life?

From 12€ per month.

More about

Marisa